Browsing Tag

Pediatra

Doctores

Dra. Marcela Arsuaga Jiménez -Pediatra

junio 28, 2022

Médico pediatra con deseos de brindar atención humana y de calidad a los niños de México, manteniéndome a la vanguardia en conocimientos y técnicas.

Estudios

INSTITUTO COA NUTRICIÓN
Actual Diplomado en consejería en lactancia materna.

INSTITUTO NACIONAL DE PEDIATRÍA
2019 – 2022 Especialidad en Pediatría CP 12831617

INSTITUTO NACIONAL DE PEDIATRÍA
2017 – 2018 Programa de investigación clínica

UPAEP
2012 – 2018 Licenciatura en Medicina. CP 11477941

Crianza infantil, pediatría, Recién nacidos y embarazo

¿Mi bebé sueña?

diciembre 16, 2021

Dormir bien será un factor primordial para el desarrollo psicomotor.

Será a partir de los 18 meses cuando el bebé empezará a describir lo que “ha visto” en una confusa relación entre lo real y el sueño.

Si prestas mucha atención a su sueño, vas a darte cuenta que tu bebé tiene una manera muy particular de dormir. Los bebés tienen dos fases de sueño, el sueño profundo y el sueño ligero.

El sueño profundo, es cuando el bebé tiene una respiración regular y profunda, también se ve muy relajado.

El sueño ligero, es cuando el bebé está dormido pero pueden haber movimientos constantes de ojos o cuerpo en general y su respiración es irregular.

Rutina antes del sueño

Se puede comenzar a desarrollar una rutina relajante, tranquila, para realizar todos los días antes de dormir (por ejemplo, baño-masaje-nana, mantenerlo en brazos, hablándole y acariciándolo) y que debe finalizar en el dormitorio.

 

 

Una vez sobrepasan los cuatro meses, los bebés ya empiezan poco a poco a experimentar el sueño con una estructura similar a la de los adultos, cuyas fases del sueño son:

  • Fase I: Adormecimiento.
  • Fase II: Sueño ligero.
  • Fase III: Transición.
  • Fase IV: Sueño profundo.
  • Fase REM: Sueño paradójico.

Se preguntarán, ¿Qué es la fase REM?

  1. Fase REM: Es ésa en la que se produce un movimiento rápido de ojos. podemos identificarla claramente porque se les nota mucho ese movimiento, incluso cuando tienen los ojos cerrados.
  2. Fase no REM: En esta fase es en la que los bebés realmente descansan para reponer la energía desgastada mientras están despiertos.

 

¿Qué hago si mi bebé tiene pesadillas?

Si el bebé tiene una pesadilla, y se despierta asustado, primero que nada debes tranquilizarte y no despertarlo de golpe, muévelo suavemente y explícale que se trata de un sueño y que no va a pasar nada más. Enciende la luz y acompáñalo hasta que vuelva a conciliar el sueño.

Referencia: Abrazando su desarrollo 

 

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

FACEBOOK/INSTAGRAM/YOUTUBE 

Crianza infantil, pediatría, Salud infantil

Mi pequeño se hace pipí mientras duerme ¿Es normal?

diciembre 2, 2021

El control de esfínteres es un proceso que requiere de mucha paciencia, es un aprendizaje que toma tiempo en ser dominado. Es importante que sepas que hay muchas circunstancias que influyen en que el pequeño o pequeña logre tener un completo control, desde el trato que recibe de sus padres y cuidadores, hasta factores externos ambientales o emocionales. 

Si bien es cierto, existe un grupo de niñas y niños para los que no representa mayor problema: inician el proceso y un par de semanas o meses después, lo dominan por completo. No obstante, para otro grupo de infantes, este tema termina siendo un proceso caótico que estresa al menor y a sus padres al mismo tiempo. 

Cuando los niños o niñas presentan accidentes frecuentes, podría deberse, de primera instancia a que iniciaron el proceso antes de estar física y, psicológicamente listos. Pero si en el día avisa sin problemas y durante la noche tiene fugas de orina, se conoce como enuresis. 

La enuresis se define como una descarga completa, involuntaria e inadvertida de orina durante el sueño, también es conocida como enuresis nocturna. Para poder diagnosticarse como tal, debes saber que sucede a partir de los cinco años y hay dos tipos o formas de clasificarla:  

  • Enuresis primaria: es aquella en la que el niño o niña nunca ha tenido un período de seis meses o más en el que haya permanecido sin mojarse.  
  • Enuresis secundaria: es cuando ya existía el periodo mínimo de seis meses de mantenerse seco por la noche antes de empezar a manifestar la enuresis. 

Hasta antes de los cinco años, es normal tener algún accidente nocturno, pues controlar la vejiga sin estar del todo consciente, es un proceso más complejo de dominar. Si te resulta familiar, te compartimos algunos consejos para ayudar a tu hijo o hija: 

  • Acompáñalo al baño e insiste en que orine antes de ir a la cama
  • Evita ofrecerle líquidos dos horas antes de acostarse

¡Festejen sus logros juntos cuando la cama amanezca seca!

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

FACEBOOK/INSTAGRAM/YOUTUBE

Servicios

¿Sabes qué es la etapa de reptar?

octubre 18, 2021

El reptar es una etapa previa al gateo, en la que tu bebé empieza desplazarse arrastrándose por el suelo. Esto le ayudará a desarrollar fuerza y coordinación para sostenerse y avanzar hacia la etapa del gateo.

Al principio, verás cómo comienza a hacer sus primeros intentos de trasladarse por sí solo, levantando la parte superior de su cuerpo o recostado sobre su abdomen. Muchas veces es suficiente con acompañar al pequeño desde atrás para guiarlo con el movimiento de las piernas, de tal forma que él o ella solo vaya incorporando el patrón cruzado.

Le ayudará mucho estar acostado boca abajo, así podrá adquirir mayor seguridad, hasta que logre gatear.

Durante esta etapa, notarás que se vuelve más hábil con sus manos y pies. Te darás cuenta que ahora tu bebé se la pasa arrojando objetos al suelo y tirando pataditas cuando algo llega a tocar su pie. Así que intenta motivarlo a que agarre objetos utilizando las dos manos.

Recuerda que es muy importante que estés junto a él o ella para motivarlo y darle seguridad de realizar los movimientos.

 

Salud infantil

¿Cuando hay que llamar al Pediatra?

junio 4, 2019

Cuando se trata de nuestros hijos, cualquier cosa por pequeña que sea, nos alarmará. Durante la infancia son muy comunes las caídas, raspones, enfermedades, alergias, etc, pero ¿Cuando debemos llamar a nuestro pediatra y que información debemos brindar?

Hay síntomas que podemos detectar fácilmente y nos indican un simple resfriado, tos, alguna diarrea leve o el dolor de un golpe, sin embargo también hay signos que nos pueden revelar situaciones más complicadas en las que es necesaria la valoración y tratamiento de un medico, por ejemplo:

  • Vómitos y diarrea que duran más de algunas horas en un niño de cualquier edad.
  • Erupción, especialmente si también hay fiebre.
  • Cualquier tipo de tos o resfriado que no mejore en varios días, o un resfriado que empeore y esté acompañado de fiebre.
  • Cortes que puedan necesitar puntos.
  • Cojera o incapacidad de mover un brazo o una pierna.
  • Dolor de oído con fiebre, no poder dormir ni beber líquidos, vomitar, tener diarrea o actuar como si estuviera enfermo.
  • Secreción de un oído.
  • Dolores graves de garganta o problemas para tragar.
  • Dolores punzantes o persistentes en el abdomen o el estómago.
  • Dolor que empeora o que no desaparece después de varias horas.
  • Una temperatura rectal de 100.4 °F (38 °C) o más alta en un bebé menor de 2 meses.
  • Fiebre y vómitos repetidos al mismo tiempo.
  • Sangre en la orina.
  • Diarrea con sangre o diarrea que no desaparece.
  • No beber líquidos durante más de 12 horas.

Hay algunos consejos que tener en cuenta a la hora de llamar a nuestro pediatra pro ejemplo:

  • Si usted cree que su hijo tiene fiebre, tómele la temperatura antes de llamar. Si su hijo tiene fiebre, anote la temperatura y la hora en la que la tomó.
  •  Recuérdele al médico los problemas médicos anteriores (como asma, convulsiones u otras afecciones). Este atiende a muchos niños por día, y es posible que no recuerde la historia clínica de su hijo.
  •  Asegúrese de mencionar si su hijo está tomando algún medicamento, incluidos los fármacos recetados y los de venta libre, los inhaladores, los suplementos, las vitaminas, los productos a base de hierbas o los remedios caseros. Además de si su hijo es alérgico a algún medicamento
  • Tenga los registros de las vacunas aplicadas al alcance de la mano. Estas son especialmente útiles si su hijo tiene una lesión que pueda requerir una vacuna antitetánica o si hay pertussis (tos ferina) en su comunidad.