Browsing Tag

Pediatría

Servicios

¿Sabes qué es la etapa de reptar?

octubre 18, 2021

El reptar es una etapa previa al gateo, en la que tu bebé empieza desplazarse arrastrándose por el suelo. Esto le ayudará a desarrollar fuerza y coordinación para sostenerse y avanzar hacia la etapa del gateo.

Al principio, verás cómo comienza a hacer sus primeros intentos de trasladarse por sí solo, levantando la parte superior de su cuerpo o recostado sobre su abdomen. Muchas veces es suficiente con acompañar al pequeño desde atrás para guiarlo con el movimiento de las piernas, de tal forma que él o ella solo vaya incorporando el patrón cruzado.

Le ayudará mucho estar acostado boca abajo, así podrá adquirir mayor seguridad, hasta que logre gatear.

Durante esta etapa, notarás que se vuelve más hábil con sus manos y pies. Te darás cuenta que ahora tu bebé se la pasa arrojando objetos al suelo y tirando pataditas cuando algo llega a tocar su pie. Así que intenta motivarlo a que agarre objetos utilizando las dos manos.

Recuerda que es muy importante que estés junto a él o ella para motivarlo y darle seguridad de realizar los movimientos.

 

Servicios

¿Cómo apoyar a tu hijo si padece dislexia?

octubre 11, 2021

La dislexia es un tipo de problema de aprendizaje y se define como la dificultad para leer; es un trastorno que se puede superar fácilmente.

Esta situación es común cuando los niños están aprendiendo a leer y escribir, y se caracteriza con la confusión de las siguientes letras: 

  • b con d 
  • 6 con 9 
  • q con p 

Además de invertir el orden de otras letras al escribir.

Aunque hasta el momento no hay alguna prueba que pueda diagnosticar este padecimiento, hay varios factores que lo pueden denotar, como lo son el desarrollo de tu hijo, cuestionarios que puede aplicar el pediatra para detectar las habilidades de lectura y lenguaje, pruebas de visión, audición y cerebrales (neurológicas), análisis psicológico y pruebas de habilidades académicas. 

Aunque muchos podrían confundirse con un problema de visión, el conflicto real está en el cerebro, que es el que invierte la secuencia.

¿Cómo identificarlo?  

Antes de que tu pequeño vaya a la escuela podría mostrar algunos síntomas como:

  • Retraso en el habla 
  • Dificultad para aprender palabras nuevas 
  • Confusión entre palabras parecidas 
  • Problemas para decir los nombres de letras, números o colores 
  • Dificultad para aprender canciones infantiles

Los niños superan este problema a los siete años pero siempre es bueno apoyar a tu pequeño con actividades como las siguientes:

1. Juegos en donde lo ayudes a identificar la formación de palabras 

¿Recuerdas el juego de “Veo, veo, ¿qué ves?”… Ahí se pide a los niños que identifiquen objetos con cierto número de letras. Eso provoca que ellos identifiquen la formación de la palabra y el orden de las letras.

2. Adivinanzas con palabras  

Se trata de hacer el “juego del ahorcado” con palabras cortas y sencillas para que él complete uno a uno los espacios. Así notará el orden de cada letra y fortalecerá la memoria visual para la hora en que las escriba.

3. Juegos de palabras  

Otro de los juegos lingüísticos de la infancia es el llamado “De La Habana ha venido un barco cargado de”… “palabras que inicien con M”. El que inicia dice esa frase con el fin de que los otros jugadores digan palabras relacionadas al cargamento.

Una vez que entre a la escuela, mantente al tanto de su desempeño en:

  • Nivel de lectura
  • Comprensión de las lecturas
  • La recordación de secuencias de las cosas
  • El deletreo 

¡No te desesperes! Siempre hay opciones para impulsar el aprendizaje de los pequeños. La paciencia es siempre la base. Trabaja de la mano de los expertos y notarás grandes beneficios con lo que puedes hacer desde casa.

Servicios

5 estrategias para hacer más llevaderos los terribles 2

octubre 4, 2021

Alrededor de los 24 meses de vida,  los niños inician un proceso de individualización y autonomía que conlleva una serie de comportamientos “nuevos”, como son los berrinches, decir que no a todo, querer hacer cosas  sin ayuda, entre otros. Lo primero que debes recordar es que es una etapa y que pronto terminará. 

Sin embargo, para muchos padres es un momento difícil, estresante y desgastante. A continuación podrás encontrar 5 estrategias que puedes usar para que los terribles 2 sean más llevaderos: 

  1. Expresarse con palabras. Al enseñarle a tu hijo a usar las palabras para decir lo que siente, le estás ayudando a desarrollar una buena inteligencia emocional. Comienza por nombrar las emociones usando dibujos o haciendo caras frente al espejo. Nombra la emoción y una opción en positivo que sí pueda hacer o tener en el momento que creas que puede aparecer un berrinche, lo mejor siempre será anticiparse. Demuéstrale que las conductas negativas no le ayudan a conseguir nada de lo que desea, en cambio al usar palabras para comunicar lo que le gusta, lo que sí quiere y lo que no, es más sencillo que pueda obtener aquello que anhela. 
  2. Déjalo decidir. Si tu hijo siente que tiene el control en ciertas cosas, podrá tener satisfacción de que es más autónomo. Puedes dejarlo elegir la ropa que quiere usar, el juguete para dormir, el tipo de sopa que se va a preparar en casa, incluso, dejarlo elegir a qué jugar, es de lo más significativo. Sentir que lo tomas en cuenta es importante para él.
      
  3. Permite que se equivoqueA través de los errores se aprende, por eso es bueno dejar que los niños experimenten con las consecuencias, tanto buenas como malas, obviamente sin poner en riesgo su salud. Por ejemplo si tú le dices a tu hijo que no corra tan rápido en repetidas ocasiones, ya no se lo digas y si se cae, acércate con dulzura a decirle: “¿Estás bien? esto pasa cuando corres tan rápido, la próxima vez, trata de ir más lento”. 
  4. RelájateRecuerda que es una etapa normal, por la que todos tienen que pasar para continuar con su desarrollo. No le exijas a tu hijo perfección, recuerda que está experimentando la libertad que no ha vivido antes al moverse libre y tomar decisiones de lo que le agrada y aquello que no.  
  5. No cedasEs importante que durante un berrinche no cedas y le des a tu hijo eso por lo que está en ese estado. Enséñale a respirar profundamente y ayúdale a verbalizar opciones que sí pueda tener, de lo contrario, le dará a entender que esa es la forma para conseguir las cosas y lo volverá a hacer.Aunque todos los niños son diferentes, algunos podrán vivir más intensamente este periodo que otros. Es importante que no compares el comportamiento de tu hijo con el de otros niños, ya que eso puede afectar su autoestima.  Los dos años son una gran etapa en la vida de los niños y tú puedes disfrutarla a su lado poniendo límites con amor.

Servicios

Prepara a tu pequeño para la guardería

agosto 30, 2021

Uno de los principales temores por parte de los padres es la transición entre el cuidado de su bebé en casa y llevarlo a una guardería o estancia infantil, debido a los miedos e inseguridades que los pequeños podrían manifestar al encontrarse en un nuevo lugar sin su figura de apego. 

A continuación, te compartimos consejos prácticos para que tu hijo o hija se adapte: 

  • Prepáralo desde casa. Aunque sea muy pequeño, háblale, dile a dónde irácuéntale con entusiasmo las actividades que hará en convivencia con otros niños y asegúrale que después de unas horas, volverás.
  • Léele un cuento que trate este temaLéelo primero para ver si puedes sustituir el nombre del personaje principal con el de tu peque. 
  • Demuéstrale seguridad y confianza. Hazle ver y sentir que no hay nada que temer.

Algunas guarderías y estancias infantiles tienen un periodo de adaptación, este consiste en que uno de los padres esté presente con el niño o niña durante algunas horas, los primeros días. De esta forma ambos conocerán el entorno, verán la dinámica de las cuidadoras, las rutinas y la convivencia entre los pequeños. 

Es completamente normal que tu hija o hijo llore los primeros días, pues debemos recordar que durante los primeros años de vida establece apego con su principal cuidador, ya sea mamá o papá. Ante la ausencia de esta figura, es probable que manifieste ansiedad por separación; y al no tener una clara noción del tiempo, puede sentir que no regresarán. 

Por otro lado, es importante que nunca te vayas sin despedirte. Es común que los padres esperen a que los pequeños se distraigan para retirarse, pero esta práctica sólo aumenta la ansiedad que sufre el infante. Despídete, siempre procura: 

  • Darle muestras de amor, puede ser un beso o un abrazo
  • Ser breve 
  • Transmitirle paz y alegría 
  • Decirle que todo estará bien y que regresarás pronto 

Si notas que pasan los días y tu hijo o hija sigue llorando al entrar, puedes pedir que se autorice un objeto de transición, éste suele ser su peluche o muñeca favorita, una mantita o algún objeto que le brinde seguridad y le acompañe durante el tiempo lejos de ti.  

Y aunque no existe una edad ideal para el ingreso a guardería o estancia infantil y que esta es una decisión que corresponde a los padres tomar, debes saber que los niños se adaptan fácilmente a los cambios.  

Servicios

¿Qué mascota es la mejor según la edad mi hijo?

agosto 23, 2021

Una mascota es una compañía que puede resultar muy favorable en el desarrollo socioemocional de los niños y las niñas, teniendo múltiples beneficios.   

Sin embargo, la decisión de tener una mascota debe hacerse después de pensar y considerar que la verdadera responsabilidad de la mascota va a recaer sobre ti u otro adulto, aunque el niño ayude en el cuidado. 

Si ya está decidido que quieren un nuevo integrante en su familia, es momento de establecer el reparto de tareas que cada quien tendrá para el cuidado. Y lo más importante,  pensar cuál es la mascota ideal  para la edad de tu hijo.

3 años o menos. 

A esta edad no puedes pedirle a tu hijo que se haga responsable de una mascota, pero sí puede ayudar e involucrarse en los cuidados. Además es una excelente edad para enseñarle el respeto hacia los seres vivos.  

Puedes elegir una mascota como un pájaro, una tortuga o un pez, sólo ten mucho cuidado porque la tortuga puede morder, y esto le provocará una mala experiencia en tu hijo.

De 4 a 6 años 

En esta etapa, los niños ya pueden tener una tarea más específica para el cuidado del animal. Por lo que ya puedes elegir un perro o un gato si así lo desean. 

Considera el tamaño del perro según el espacio que tenga en casa para jugar y correr, ya que los perros grandes necesitan mucha actividad física. Tu hijo podrá alimentar, cepillar y jugar con una mascota a esta edad y crear un vínculo más fuerte. 

Entre 6 y 10 años 

Ahora tu hijo ya podrá hacerse responsable de más actividades como recoger los juguetes de la mascota, sacarlo a pasear, alimentarlo, llenar su bebedero, jugar con él y  limpiar las heces. Si tu hijo se siente feliz con un perro, gato, conejo o peces, son una buena opción para él o ella.  

Aunque el niño debe tener responsabilidades y cuidados, recuerda que una mascota depende del cuidado y cariño de toda la familia. No es un juguete, ni un objeto al que se le abandona. Es un ser vivo que estará feliz de ser parte de tu familia, rodeado de amor y cariños. 

Servicios

Ejercicios para pronunciar la r y rr

agosto 16, 2021

Todos nacemos con la habilidad para imitar los sonidos del entorno. Este proceso inicia con los primeros balbuceos del bebé que sirven para preparar a los músculos hasta que el pequeño o pequeña pueda formar sus primeras palabras.

Dependiendo de la lengua materna del bebé, algunas palabras y fonemas son más fáciles de aprender y otros se complican. Ejemplo de esto son la r y rr, que están entre los más difíciles de aprender en el idioma español  y se adquiere aproximadamente a los 5 años.

Existe un trastorno del habla llamado “rotacismo”, que se define como la imposibilidad de pronunciar la r o rr. Hay distintos factores que pueden propiciarlo: desde impedimentos anatómicos, hábitos como el uso prolongado del chupón o colocar de manera errónea la lengua al momento de pronunciar.

Tú puedes ayudar a tu bebé para que pronuncie la r con estos ejercicios que pueden practicarse a cualquier hora del día y de manera divertida. No olvides tomar en cuenta que debe ser como un juego para que de manera lúdica tu pequeño o pequeña progrese, ya que si lo conviertes en algo estricto y cansado podrías generar disgusto.

Ejercicios para la lengua

Un prerrequisito para que tu pequeño o pequeña pueda elevar la lengua y vibrarla para pronunciar la r o rr es moverla de izquierda a derecha de forma que se vea organizada. Otro ejercicio es recorrer la boca detrás de los labios con su lengua, haciéndolo divertido, creando analogías como “Mi boca es una casa” y la lengua recorre cada rincón. Es importante que todos los ejercicios orales que realices con tu pequeño sean con la lengua dentro de la boca.

También puedes pedirle chasquear la lengua contra el paladar a diferentes ritmos, doblarla y hacer un rollo. Haz los ejercicios para que tu bebé te observe y trate de imitarte, seguro le parecerá divertido.

Lo importante es que la lengua sea ejercitada, pues cuando la lengua se eleva (no es exactamente la punta) y vibra se pronuncia la r o rr.

Imitar sonidos divertidos 

Tu bebé puede intentar hacer el sonido de una moto o un carro, repetir nombres de animales u objetos, como: ferrocarril, perro, carro, cotorro, jirafa, sirena, etc. Puedes hacerlo divertido preguntándole y felicitándolo cada vez que acierte, cantando o mostrándole dibujos. Es importante que le muestres tu boca al pronunciar la “r” para que tu hijo o hija pueda observar e imitar.

No olvides los clásicos trabalenguas como: “Erre con erre guitarra, erre con erre barril, ruedan que ruedan, las ruedas del ferrocarril”.

Libros, canciones y videos

Hoy en día existen muchos recursos dirigidos al público infantil que se enfocan en su aprendizaje y también en específico brindan ejercicios para la correcta pronunciación de la r o rr puedes usarlos para reforzar su aprendizaje sin sobrecargarlo.

Recuerda que cada bebé se desarrolla a su ritmo, seguramente tu pequeño o pequeña aprenderá pronunciar la r, sólo ten paciencia y sé constante con sus ejercicios, esto motivará su desarrollo.

Servicios

3 REGLAS BÁSICAS QUE TE AYUDARÁN A ORGANIZAR TU VIAJE CON TUS PEQUEÑOS

agosto 9, 2021

Cuando nos enfrentamos al tema de que es necesario viajar en auto con un menor de edad, es fácil entrar en pánico y pensar que no se tendrá un viaje placentero, sin embargo, en CEPAN te compartimos las tres reglas básicas para hacer de este viaje, una grata experiencia.

Independientemente de cualquier idea que se presente, lo que nunca debe faltar, es el Autoasiento y los Parasoles dentro del auto.

A. Juguetes, libros y entretenimiento

Nunca está demás llevar algunos juguetes para que el bebé se entretenga, sobre todo si el viaje es largo, es importante que los juguetes sean de materiales suaves o blandos porque cualquier objeto puede ser un proyectil en caso de accidente. Para evitar las desagradables consecuencias del mareo, no le pongas dibujos en la tableta o el teléfono. La mamá o el papá que no conduzca puede leerle o contarle un cuento; de este modo el trayecto se convierte en un momento de compartir y comunicar.

B. Las paradas son obligatorias, así que planifícalas bien

Antes de salir es fundamental planificar paradas para descansar, tomar un poco de aire fresco y estirar las piernas. Evita dar a tu hijo comidas pesadas y refrescos, sobre todo si queda mucho viaje por delante. Es importante que el menor no viaje con el estómago muy lleno o vacío. Tampoco te sorprendas si necesitas hacer más paradas de las previstas. No cargues al bebé si llora o se enfada. Si es posible, intenta tranquilizarlo sin sacarlo del auto asiento y haz una parada segura a la primera oportunidad que tengas, pero nunca desenganches al bebé de la silla estando en movimiento. Estaciona en lugares habilitados para ello, sal del auto, respira y averigua qué es lo que necesita el niño. Ya estando en alto total podrás darle abrazos, mimos o hablar con él y tranquilizarle antes continuar con el viaje.

C. Viaja inteligentemente

Planificar bien un viaje es importante, sobre todo cuando se lleva un bebé. De ser posible, evita los días u horas pico, calurosos o el momento en que acaba de despertar ya que lo único que querrá será jugar y no pasar horas sentado en el auto. Un buen momento es por la tarde o durante su siesta, esto le permitirá descansar, recargar baterías y reservar energía para las nuevas aventuras que le esperan al llegar al destino.

Salud infantil

Enfermedad de mano, pie y boca, ¿qué es, cómo se previene?

marzo 10, 2020

En cuanto a enfermedades infecciosas se refiere, la enfermedad de mano, pie y boca es una de las más contagiosas para los chiquitos menores de cinco años, ya que los lugares en los que pasan más tiempo (como la guardería o área de juegos en restaurantes) son un foco de infección muy común; a continuación te dejamos una guía rápida y práctica acerca de lo que es está infección, como se contagia y como se trata.

¿Qué es?

A pesar de tener un nombre un poco preocupante, se trata de una infección viral que es muy predominante en bebés y niños menores de cinco años (aunque también puede presentarse en adolescentes y adultos, esto casi no es común), que causa la aparición de ampollas rojas en las manos, pies, boca, garganta y área de pañal. 

Contagio: Signos y Síntomas

Es extremadamente contagiosa a través de ruta respiratoria y oral, por ejemplo: cuando un pequeño enfermo tose o estornuda en sus manitas o toma algún objeto común (juguetes, crayolas, vasos, etc), hace que la infección se contagie cuando otro pequeño hace que su boquita entre en contacto con la superficie del objeto (al beber del mismo baso o chupar un juguete) o en el momento en que toca su boquita con sus manos que ya llevan el virus.

Entre los signos y síntomas, el más predominante son las muchas ampollas que comienzan a aparecer en las áreas infectadas, estás son pequeñas burbujas llenas de líquido que se pueden pelar o reventar, dejando detrás pequeñas úlceras aún más dolorosas.

Los demás síntomas incluyen: fiebre, dolor muscular, cansancio crónico y deshidratación debido a que para muchos niños es doloroso beber agua con la ampollas en su garganta.

Diagnóstico y Tratamiento 

No hay vacuna para prevenirla o un medicamento para tratarla. Lo único que los padres pueden hacer es aliviar la fiebre y el dolor con paracetamol o ibuprofenoLos alimentos fríos, como los helados, los polos y los batidos, también pueden ayudar a adormecer las zonas doloridas, y serán muy bien recibidos por aquellos niños que tengan dificultades para tragar, pero evite las bebidas calientes, los refrescos y las bebidas ácidas porque pueden empeorar el dolor.

Los niños que tengan ampollas en manos y/o pies deben mantener estas áreas bien limpias y descubiertas. También se deberían lavar las manos con agua tibia y jabón y secárselas con cuidado. Si se les reventara una ampolla, se debería aplicar sobre ella un poco de pomada antibiótica para impedir que se infecte y cubrirla después con un vendaje de tamaño reducido.

Salud infantil

Back To School: Consejos para el regreso a la escuela

agosto 6, 2019

Lo primero que debes saber, es que las escuelas están disponibles durante el verano para responder a cualquier pregunta o inquietud que como padres tengas. La mejor época para hacer sus preguntas es probablemente de una a dos semanas antes de que empiecen las clases, por lo cual debes tener presente que no es necesario esperar hasta el primer día de clases para pedir ayuda.

Si su niño parece estar nervioso, sería bueno practicar antes de que tenga que enfrentar la nueva situación. Llévelo a visitar la escuela o su nuevo salón de clases antes del primer día de clases. Recuérdele que probablemente habrá muchos otros estudiantes que se sientan intranquilos al comienzo de las clases, o bien, que se reencontrará con sus amigos.

Los maestros saben que los estudiantes están nerviosos y harán todo lo posible para que sus estudiantes se sientan lo más cómodos posible. Si su niño parece nervioso, pregúntele por qué está preocupado y ayúdele a encontrar formas para solucionar problemas y así aprender a hacerle frente a las nuevas situaciones.

Si es una escuela nueva, asista a las orientaciones disponibles y aproveche la oportunidad de visitar y hacer un recorrido por la escuela antes del primer día de clases. Lleve a su niño a la escuela un par de días antes del inicio de las clases para que juegue en el patio de recreo y se aclimate con su nuevo entorno.

Si lo considera necesario, lleve a su niño en automóvil a la escuela (o camine con él o ella) y recójalo al final del día, y lleguen temprano el primer día para reducir estrés innecesario.

Cerciórese de hablar con el nuevo maestro de su niño al comienzo o al final del día para que él o ella sepa qué usted quiere ofrecer apoyo para que su hijo tenga una experiencia positiva en la escuela.

Contemple la idea de empezar el horario del año escolar para levantarse y acostarse una semana antes del inicio de las clases para que el cambio de horario no sea un factor en sus primeros días de escuela.

¡Que éste regreso a clases sea un gran aventura!

Salud infantil

Cómo tratar cortes, raspaduras y cicatrices de tus hijos

mayo 29, 2019

Es casi imposible que un niño curioso y activo no sufra algunas raspaduras y cortes. Por lo general, un beso de mamá o papá y algunos mimos son todo lo que se necesita, pero a veces hace falta más conocimiento sobre cómo ayudar para que las heridas cicatricen bien.

Las siguientes respuestas a preguntas frecuentes lo ayudarán a prevenir sangrados intensos/hemorragias y otros problemas como las cicatrices cuando su hijo se corta.

¿Cuál es la mejor manera de tratar un pequeño corte o una raspadura?

Casi todos los sangrados activos se pueden detener mediante la aplicación de presión directa con una gasa o un paño limpio sobre la herida durante cinco o diez minutos. El error más común es interrumpir la presión demasiado pronto para mirar la herida.

Una vez que el sangrado se detenga: lave la herida suavemente con agua y jabón durante cinco minutos. Si su hijo se resiste continuamente y no le permite hacerlo, pruebe a sumergir la herida en la bañera. La limpieza de la herida disminuirá la probabilidad de infección y evitará las manchas oscuras causadas por la suciedad atrapada en la piel.

Después de la limpieza: aplique una cantidad pequeña de ungüento antibacteriano para mantener la herida húmeda y cúbrala con una gasa o vendaje seco hasta que haya sanado.

¿Cómo sé si mi hijo necesita o no puntos de sutura?

Estas son algunas pautas que lo ayudarán a determinar si se necesitan o no puntos de sutura:

Los puntos de sutura pueden resultar convenientes para aquellos cortes que atraviesan toda la piel.

Es probable que cualquier corte abierto en el que se vea músculo de color rojo oscuro o grasa amarillenta deba cerrarse, aunque sea pequeño.

Es probable que cualquier corte abierto que tenga más de ½ pulgada (1,30 cm) de largo deba cerrarse. Consiga una regla y mídalo si no está seguro. Los cortes más pequeños que este posiblemente no necesiten cerrarse, pero si están abiertos, lo mejor es que un médico los revise.

Los pequeños cortes que no estén abiertos quizás no requieran puntos de sutura reales y puedan cerrarse con tiras estériles (cinta quirúrgica).

Si su hijo tiene un corte profundo, abierto o que se encuentre en un área sensible desde un punto de vista estético, llame a su pediatra para determinar si se necesitan puntos de sutura.

Si ve a alguien con un sangrado incontrolable, ¿sabría que hacer para ayudarlo? 

Los accidentes pueden pasar en cualquier lugar. Saber qué hacer para detener un sangrado de inmediato puede salvar una vida, cualquier cosa desde un herida sufrida en la cocina, un accidente en la bicicleta, un choque automovilístico, un tiroteo y hasta un atento de suicidio.

Debe actuar de inmediato. Un persona que está sangrando puede morir desangrada en 5 minutos. Llame al 911.

Aquí le sugerimos tres acciones que puede tomar para ayudar a salvar una vida mientras llegan los socorristas de emergencias:

Recuerde permanecer atento a lo que pasa a su alrededor y busque un lugar seguro para usted y la persona herida, si es necesario.

  1. Aplique presión con las manos. Destape la herida, localice el origen del sangrado y aplique presión firme y constante en ese punto, y si es posible con ambas manos. Es mejor exponer toda la extremidad para que no pase por alto una segunda herida.
  1. Ponga un vendaje y aplique presión. Destape la herida para localizar el origen del sangrado y reemplace la presión con la mano por una presión constante aplicada al punto del sangrado con vendaje o con una prenda.
  1. Aplique un torniquete o torniquetes. Si el sangrado no para y usted dispone de un torniquete comprado, aplíquelo en la pierna o brazo, lo más arriba de la herida que pueda y cerciórese de que está bien apretado para detener el sangrando. El torniquete puede aplicarse de forma segura sobre poca ropa, pero es mejor aplicarlo directamente sobre la piel desnuda. Evite aplicar un torniquete sobre una articulación (coyuntura) o sobre demasiada ropa. Si el sangrado no para, aplique un segundo torniquete al lado del primer torniquete. No se recomienda usar torniquetes hechos en casa.

¿Cuáles son las opciones disponibles en la actualidad para cerrar un corte?

Las tiras estériles (vendas tipo «mariposa») son tiras adhesivas angostas que se colocan sobre un corte, con un poco de tensión para mantenerlo cerrado. Se usan para cortes pequeños que no son muy profundos o sobre una articulación o áreas de tensión. Si se dejan colocadas por lo menos durante tres días, el resultado puede ser tan bueno como los puntos de sutura. Sin embargo, no son tan fuertes como los puntos de sutura y no se mantienen bien colocadas en el lugar.

Los puntos de sutura son más resistentes y hay poco o ningún riesgo de que se salgan demasiado pronto. Sin embargo, pueden ser traumáticos por el tiempo que dura colocarlos y el dolor.

Las grapas se usan con más frecuencia para cortes en el cuero cabelludo (dentro del cabello). Son muy rápidas y cierran el corte casi tan bien como los puntos de sutura.

¿Cuánto tiempo después de una lesión debo llevar a mi hijo a un médico para que le pongan puntos de sutura?

La mayoría de los cortes generalmente pueden cerrarse 24 horas después de la lesión. Algunos cortes deberían cerrarse antes, pero es más seguro esperar al menos 8 horas para que el corte se cierre.

Si decide esperar: lave el corte de su hijo debajo del grifo para quitar cualquier suciedad. No deje que el corte se seque. Humedezca algunas vendas de gasa y asegúrelas con cinta adhesiva sobre el corte. Cambie la gasa cada dos horas para mantenerla húmeda.

El corte de mi hijo está en su rostro. ¿Debo preocuparme por las cicatrices de los puntos de sutura?

Los cortes faciales en los niños generalmente sanan notablemente bien y con cicatrices mínimas. Los cirujanos plásticos pediátricos recomiendan que la mayoría de los cortes faciales se reparen mediante simples suturas de puntos separados. El tamaño de la sutura y el tipo de aguja están diseñados específicamente para la delicada piel del rostro.

¿Qué puedo hacer para que la cicatriz de mi hijo sea menos visible?

Hay algunas cosas sencillas que puede hacer para reducir al mínimo el aspecto de la cicatriz de su hijo una vez que la piel haya sanado completamente:

Nota: las cicatrices no se pueden eliminar totalmente y ningún tratamiento puede lograr que la piel de su hijo luzca exactamente igual a como era antes de la lesión.

Protección solar. La piel dañada es muy susceptible a una decoloración permanente por el sol hasta 6 meses después de una lesión. Es muy importante reducir al mínimo la exposición al sol del corte en cicatrización.

Masaje de cicatriz. Las cicatrices se pueden suavizar y aplanar más rápidamente cuando son masajeadas. Use sus dedos para aplicar una presión moderada y masajee o frote la cicatriz en círculos.

Mi hijo tiene una cicatriz que parece estar agrandándose. ¿Debería preocuparme?

A veces, no importa lo que haga, una cicatriz podría no lucir tan bien como usted lo desea. La mayoría de las veces se trata de un problema estético. En ocasiones, pueden surgir problemas médicos.

Cicatriz hipertrófica. Estas son cicatrices prominentes que se forman durante la cicatrización de una herida y pueden ser de color rosado, rojo o púrpura. Generalmente son gruesas y elevadas, pero no se extienden más allá de la lesión inicial.

Queloide. Estas cicatrices se han agrandado espontáneamente para formar un crecimiento firme y suave. Con frecuencia, se levantan por encima de la superficie de la piel, tienen un aspecto brillante, áspero y forma irregular. Pueden ser de color rosado, rojo o púrpura. Algunos queloides pueden ser bastante grandes, mucho más grandes que la lesión original y con frecuencia se extienden más allá de sus bordes originales.

Si sospecha de la existencia de una cicatriz hipertrófica o de queloide, hable con el pediatra de su hijo. Puede ser derivado (referido) a un cirujano plástico pediátrico para ver si se necesita tratamiento.