Browsing Category

Salud infantil

Crianza infantil, pediatría, Salud infantil

Mi pequeño se hace pipí mientras duerme ¿Es normal?

diciembre 2, 2021

El control de esfínteres es un proceso que requiere de mucha paciencia, es un aprendizaje que toma tiempo en ser dominado. Es importante que sepas que hay muchas circunstancias que influyen en que el pequeño o pequeña logre tener un completo control, desde el trato que recibe de sus padres y cuidadores, hasta factores externos ambientales o emocionales. 

Si bien es cierto, existe un grupo de niñas y niños para los que no representa mayor problema: inician el proceso y un par de semanas o meses después, lo dominan por completo. No obstante, para otro grupo de infantes, este tema termina siendo un proceso caótico que estresa al menor y a sus padres al mismo tiempo. 

Cuando los niños o niñas presentan accidentes frecuentes, podría deberse, de primera instancia a que iniciaron el proceso antes de estar física y, psicológicamente listos. Pero si en el día avisa sin problemas y durante la noche tiene fugas de orina, se conoce como enuresis. 

La enuresis se define como una descarga completa, involuntaria e inadvertida de orina durante el sueño, también es conocida como enuresis nocturna. Para poder diagnosticarse como tal, debes saber que sucede a partir de los cinco años y hay dos tipos o formas de clasificarla:  

  • Enuresis primaria: es aquella en la que el niño o niña nunca ha tenido un período de seis meses o más en el que haya permanecido sin mojarse.  
  • Enuresis secundaria: es cuando ya existía el periodo mínimo de seis meses de mantenerse seco por la noche antes de empezar a manifestar la enuresis. 

Hasta antes de los cinco años, es normal tener algún accidente nocturno, pues controlar la vejiga sin estar del todo consciente, es un proceso más complejo de dominar. Si te resulta familiar, te compartimos algunos consejos para ayudar a tu hijo o hija: 

  • Acompáñalo al baño e insiste en que orine antes de ir a la cama
  • Evita ofrecerle líquidos dos horas antes de acostarse

¡Festejen sus logros juntos cuando la cama amanezca seca!

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

FACEBOOK/INSTAGRAM/YOUTUBE

Salud infantil

La influenza: una guía para padres de niños o adolescentes.

diciembre 14, 2020

La influenza (gripe) es una infección de la nariz, la garganta y los pulmones causada por los virus de la influenza. La influenza puede causar enfermedades leves o graves, neumonía y otras complicaciones.

Los niños menores de 5 años, en especial si tienen menos de 2 años de edad, así como los niños y adolescentes que tienen una enfermedad crónica corren el riesgo de sufrir complicaciones graves por la influenza.

La influenza puede causar enfermedades leves o graves, neumonía y otras complicaciones. Su hijo corre riesgo de sufrir complicaciones graves por la influenza si tiene alguna de las siguientes afecciones:

  • Asma
  • Enfermedades neurológicas
  • Enfermedades pulmonares crónicas (como la fibrosis quística o la enfermedad pulmonar del prematuro)
  • Enfermedades cardíacas (como cardiopatía congénita, insuficiencia cardíaca congestiva y artropatía coronaria)
  • Trastornos sanguíneos (como anemia drepanocítica o de células falciformes)
  • Trastornos endocrinos (como la diabetes)
  • Trastornos renales
  • Enfermedades del hígado
  • Obesidad

La mayoría de los pequeños se recuperan en un periodo de unos cuantos días a menos de dos semanas. Pero algunos sufren complicaciones derivadas de la influenza que pueden poner en riesgo su vida y hasta causar la muerte.

¿Cómo puedo proteger a mi hijo de la influenza?

Los niños menores de 6 meses corren un alto riesgo de complicaciones graves por la influenza, pero son muy pequeños para recibir la vacuna. Las personas que los cuidan o viven con ellos se deben vacunar para protegerlos.

Cuando una mujer embarazada es vacunada, el anticuerpo que produce en respuesta a la vacuna pasa el bebé en desarrollo y le ofrece alguna protección. Mantenga a su hijo alejado de personas enfermas, enséñale a tu hijo a lavarse las manos con agua y jabón según estipula la Secretaria de Salud.

Evite que su hijo se toque los ojos, la nariz o la boca y enséñelo a que se cubra con un pañuelo desechable o con la parte de adentro del codo cuando tosa o estornude.

Es muy importante llevar al pediatra a tu hijo o hija donde le puede realizar un diagnostico con más detalles y vacunarlo para evitar complicaciones.

Información: Healthy.children

 

Salud infantil

Diagnóstico del asma en los bebés y en los niños pequeños

diciembre 14, 2020

El asma es una enfermedad inflamatoria de las vías aéreas intrapulmonares, caracterizada por una obstrucción variable y más o menos reversible del flujo aéreo. Es considerada una enfermedad crónica más frecuente en la infancia y puede tener mayor riesgo en temporadas de otoño – invierno.

El diagnóstico de asma es fundamentalmente clínico y su confirmación, es determinada por el estudio de la exploración de la función pulmonar. Aunque un de las dificultades para el diagnóstico del asma en los bebés y lo niños pequeños es que no es muy fácil medir la función pulmonar en niños pequeños.

Cuando tu hijo(s) este «resfriado» es importante que visites a tu pediatra, te preguntará si tu bebé sufre de sibilancia, tos o respira rápido, está en contacto con los animales o en un lugar que esté recargado de humo o polvo. No olvides de informarle si sufre de tos excesiva, particularmente durante la noche, lo mismo que sobre cualquier tos prolongada después de un «resfriado».

También te preguntará si tu u otros miembros de la familia sufren de asma, también se asegurara de que sonidos esta haciendo tu bebé si vienen de las vías respiratorias de los pulmones y no de la laringe, situada más arriba en la garganta o de la nariz.

Las radiografías del pecho pueden ordenarse durante el primer encuentro de su bebé con las sibilancias para estar seguros de que no existe algún problema en los pulmones. La mayoría de los niños con asma progresan bien y fuera del asma crecen sanos.

Si tu hijo(a) presenta alguna señal de asma, es muy importante llevarlo al pediatra donde le puede realizar un diagnostico con más detalles y que se debe de hacer en caso de padecerlo.

Información: Healthy.children

Salud infantil

La neumonía puede prevenirse: las vacunas pueden ayudar

noviembre 9, 2020

La neumonía es la inflamación de los pulmones provocada por bacterias, virus o irritantes químicos. Es una infección grave en la que los sacos de aire se llenan de pus y de otros líquidos.

Por lo general se puede tratar, llevar a tu pequeño o pequeña al pediatra es muy importante para que no corra riesgo de contraer neumonía. La neumonía no distingue edades por eso es importante que protejas la salud de tu pequeño y la tuya.

 

A nivel mundial, la neumonía todos los años causa la muerte de casi 1 millón de niños menores de 5 años. Una de las mejores formas de protegerlo son con las vacunas, aunque  pueden producir efectos secundarios pero la mayoría de los efectos secundarios son leves y desaparecen solos a los pocos días.

Recuerda que una detección temprana y la vacuna correspondiente, es la mejor ayuda para que tu niño no padezca esta enfermedad y sus molestos síntomas. Ante cualquier duda o detección de falla respiratoria, consulta a tu médico familiar.

Proteja su salud con estas prácticas de vida saludables
También puede ayudar a prevenir infecciones respiratorias al hacer lo siguiente:

  • Lavarse las manos
  • Limpiar las superficies que se tocan mucho.
  • Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable, o la parte interior del codo o la manga al toser o estornudar.
  • Controlar las afecciones persistentes (como asma, diabetes o enfermedad)

 

 

Información: CDC y la Prevención de Enfermedades

Salud infantil

Diagnóstico del asma en los bebés y en los niños pequeños

noviembre 2, 2020

El diagnóstico del asma en los bebés y los niños pequeños no es muy fácil medir su función pulmonar. Para este  diagnostico el pediatra dependerá en gran medida en los síntomas de su hijo y en otra información.

Si su bebé sufre de sibilancia, tos o respira rápido cuando está «resfriado,» está en contacto con los animales o en un lugar que esté recargado de humo o polvo, asegúrese de informarle a su pediatra de cualquier tos excesiva,  porque el asma puede manifestarse aunque la tos sea el único síntoma.

Crecimiento y desarrollo

La mayoría de los niños con asma progresan bien y fuera del asma crecen sanos.

Si el proceso de su bebé esta creciendo muy lentamente o  no esté progresando normalmente, es recomendable realizar exámenes con su pediatra para detectar otras afecciones distintas al asma.

Medicamentos y tratamiento para el asma

La más fácil de diagnosticar el asma en un niño pequeño es tratarla con terapias  para ver si el niño se mejora. Esto se debe en su mayoría que los medicamentos para el asma sólo sirven para tratar el asma y no otras afecciones.

Ayude a su pediatra monitorear los síntomas de su hijo cuidadosamente para poder así proporcionar buena información sobre si los medicamentos le han servido.

Información: healthy Children

Salud infantil

Consejos para prevenir la mala postura en tus pequeños frente a la computadora

septiembre 24, 2020

Con el regreso a clases de manera digital, tus pequeños y pequeñas pasaran mucho tiempo sentados/sentadas frente a la computadora lo que, a la larga y si no tienen una buena postura, podría causarles problemas y dolores en su espalda debido a los movimientos repetitivos que se hacen frente a la pantalla y al estrés que sus articulaciones se ven sometidas durante varias horas.

A continuación de te dejamos un cuantos consejos para corregir la postura y prevenir lesiones en tus pequeños y pequeñas:

  • Procura que tus pequeños y pequeñas se sienten con la espalda recta y sin encorvarse sobre el teclado, esto para que evitar dolores en la parte alta de la espalda, por lo que podrías sentarlos en un silla con respaldo suave.
  • La pantalla de la computadora debe estar a la altura de los ojos de tus pequeños y pequeñas, para que su cuello esté en una posición relajada y sin mucha presión.
  • Procura que tus pequeños y pequeñas trabajen siempre sentados, ya que si están acostados, las articulaciones de sus cuellos podrían forzarse y lastimarse después de un tiempo.
  • Cuando estén sentados, procura que sea en una silla de su tamaño, para que puedan apoyar sus pies en el suelo de forma perpendicular a su espalda. 

Con información de Bebés y Más

Salud infantil

¿Por qué es bueno vacunar a tus hijos?

agosto 9, 2020

Los niños nacen con una protección contra algunas enfermedades gracias a los anticuerpos que obtienen durante sus nueves meses de gestación en el útero, además de que la lactancia materna también les provee de otros para sus primeros meses de vida, pero esta protección sólo es de carácter temporal.

Las vacunas se crean de pequeñas cantidad de gérmenes y virus debilitados o muertos que se relacionan con un enfermedad, lo que estimula el sistema inmunitario de tu bebé, haciendo que «repela» la infección con si fuera verdadera y así, su mismo sistema, aprende como repelerla en el futuro y mantener saludable a tu bebé.

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda el siguiente calendario de vacunación y las siguientes vacunas sean aplicadas a tus bebés (en la edad correspondiente) para protegerlos y mantenerlos sanos:

  • Vacuna contra la varicela
  • Vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina
  • Vacuna contra la Haemophilus influenzae tipo b (Hib)
  • Vacuna antigripal
  • Vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (la triple vírica)
  • Vacunas contra el meningococo
  • Vacuna contra el neumococo
  • Vacuna antipoliomielítica
  • Vacuna contra el rotavirus

La AAP también recomienda que los niños reciban una combinación de varias vacunas (en vez de una sola vacuna cada vez), siempre que sea posible, esto con la intención de reducir  la cantidad de inyecciones que reciben los niños y hacer más fácil el proceso.

Con información de Healthy Kids

Salud infantil

¿Cómo elegir el bloqueador solar para tus pequeños y pequeñas?

agosto 2, 2020

Con el verano también llegan más horas de Sol y aunque aún no sea posible ir a la playa o llevar a tus pequeños a campamentos de verano, si que se puede disfrutar de actividades en las terrazas, jardines y patios de nuestras casas, por lo que es muy importante cuidar la piel de tus hijos e hijas con bloqueadores solares, el problema es que, en un mercado tan saturado de marcas, ¿cómo elegir la mejor marca?

Lo primero es fijarte en la etiqueta y ver que tenga lo siguiente: un FPS (factor de protección solar) de 30 o superior, que proteja contra los rayos UVA como de los UVB (protección de «amplio espectro»), que sea resistente al agua (por si tus pequeños juega con agua o tienen una piscina disponible) y que no contenga PABA, ya que podría causar una reacción alérgica; también es necesario decidir la presentación del bloqueador, nosotros recomendamos presentación en crema, para toda la piel expuesta, o presentación en gel, para el cuero cabelludo.

La Academia Americana de Dermatología recomienda que todos los niños, independientemente de su tono de piel, utilicen bloqueador solar y que los bebés de menos de seis meses no sean expuestos directamente al Sol, ya que su piel es mucho más sensible que la de un niño pequeño.

Recomendaciones para al aplicación del bloqueado

  • Para obtener los mejores resultados, aplica el bloqueador unos 15 a 30 minutos antes de que el niño se exponga al sol
  • No te olvides de las orejas, las manos, los pies, los hombros y detrás del cuello
  • Puedes comprar una crema de cacao con FPS 30 para los labios de tus hijos e hijas
  • Los dermatólogos recomiendan aplicar una onza de bloqueador por cada área, esto para que el bloqueador surta efecto

Con información de Kids Health

Salud infantil

Golpe de calor: ¿Cuáles son los síntomas y qué hacer?

julio 26, 2020

Durante las temporadas más cálidas del año (normalmente los meses de verano), la temperatura suele subir y mantenerse en límites que puede afectar a ciertas personas vulnerables, entre estas se encuentran los más chiquitos de casa, ya que sus cuerpecitos siguen en desarrollo y son más propensos a sufrir los golpes de calor que una persona adulta.

Un golpe de calor es una deshidratación severa del cuerpo, la cual se produce por la combinación de las altas temperaturas y la exposición constante a los rayos de Sol durante las horas más cálidas del día (del medio día a las cuatro de la tarde); los golpes de calor se dan porque la producción de calor corporal es excesiva, la temperatura ambiente es muy elevada o bien a que los mecanismos de eliminación de calor del cuerpo no funcionan correctamente.

Síntomas del golpe de calor

  • Insolación: se puede comparar a tener una fiebre muy alta, ya que el cerebro se sobrecalienta y, como consecuencia, realice sus funciones de manera lenta.
  • Temperatura alta: la temperatura corporal se dispara, en casos muy graves puede llegar a alcanzar los 39 ºC
  • Signos físicos: dolor de cabeza, fatiga, calambres musculares, náusea y/o vomito, piel enrojecida y pulsaciones aceleradas. 

¿Qué hacer en caso de que tu bebé tenga un golpe de calor?

Lo primero es retirar a tu hijo o hija del Sol, así que busca un lugar con sombra y bastante fresco para que pueda sentarse a tomar bastante agua (procura que esté fresca, pero no helada, ya que puede ser perjudicial). También puedes aligerar un poco la cantidad de ropa que tiene tu pequeño o pequeña encima y aplicar un paño húmedo en la frente, nuca, axilas, muñecas o ingles para ayudar a reducir la temperatura. 

Si los síntomas persisten y/o empeoran, lo más aconsejable es acudir inmediatamente al pediatra para que puedan atender la deshidratación de tu hijo o hija y que no se convierta en un caso de alerta.

Salud infantil

¿Cómo proteger a tus pequeños de las picaduras de mosquitos?

julio 19, 2020

Con el calor también llegan las molestas olas de mosquitos, sobre todo a casas que tienen jardín o cuentan con muchas flores, por lo que es muy común ver que tus pequeños y pequeñas tengan nuevos piquetes de mosquitos un día si y un día no, por eso te venimos a platicar un poco de como tratar estas molestas picaduras y cómo prevenirlas.

¿Qué ocasionan los piquetes?

En ocasiones, las ronchas productos de los piquetes pueden causar una reacción extrema en algunos niños, desde hinchazón, dolor e irritación, y aunque la mayoría no se deben a reacciones alérgicas, existen casos en los que si se debe a una alergia leve o, en casos peores, anafilaxia (reacción alérgica grave).

Los mosquitos también propagan virus y parásitos, por lo que pueden transmitir diversas enfermedades, como el dengue, la fiebre chikungunya, la enfermedad por virus Zika, la fiebre amarilla o la malaria. 

¿Qué hacer ante las picaduras? 

Las ronchitas desaparecen por si solas después de unos días, pero es muy importante hablar con tus pequeños y explicarles que deben evitar rascarse para evitar infecciones; si las molestias son muchas, puedes aplicar un poco de hielo en la roncha por unos minutos para disminuir la picazón o algún gel o crema que contengan aceites esenciales que producen el mismo alivio inmediato.

En caso de sospechar que el piquete de mosquito tenga relación con síntomas como dolor corporal, dolor de cabeza, fiebre o infección, será necesario acudir con el pediatra inmediatamente.

Recomendaciones de prevención

  • Elimina o renueva todas la fuentes de agua estancada alrededor de tu hogar  (como bebederos para animales, albercas inflables, macetas o recipientes que puedan acumular agua), para evitar que los mosquitos se reproduzcan.
  • Usa mosquiteros en las ventanas de tu hogar, esto con el fin de que puedas abrirlas para dejar entrar la brisa sin temor a que también entren los mosquitos.
  • Si tu pequeño o pequeñas va a pasar tiempo fuera, intenta cubrir las partes más extensas de su cuerpo con ropa ligera y de colores claros (está comprobado que los colores brillantes atraen a los mosquitos), cómo: playeras de manga larga de algodón, pantalones o jeans, calcetines, etc.
  • Utiliza repelentes de mosquitos aprobados para uso infantil, siempre puedes preguntar a tu pediatra cual es la mejor marca para tus pequeños y que no produzcan reacciones adversas.

Con información de Normon