Crianza infantil

¿Cómo ayudarle a tu bebé a ampliar su vocabulario?

agosto 23, 2020

Tus pequeños y pequeñas comienzan a decir sus primeras palabras antes o durante su primer año, lo que significa que muy pronto tu bebé comenzará a intentar contarte cosas acerca de su día, de como se siente y de las cosas que quiere, pero también es muy común que muchas de sus palabras estén pronunciadas de manera errónea o nombre un cosa con el nombre de otra, por lo que además de un diálogo constante entre tú y tu bebé, te venimos a recomendar otras tres actividades que puedes realizar para ayudarle a tu pequeño o pequeña a seguir ampliando su vocabulario.

Corrige sus palabras y enséñale la forma correcta de pronunciarlas

Durante su primer año, tu bebé comenzará a repetir palabras de dicción sencilla (como agua, mamá, papá, etc.), pero esas imitaciones sonaran un poco diferentes o les faltará algo, por lo que es bueno corregirlas a través de preguntas o o frases que incluyan dicha palabra. Por ejemplo, si tu bebé dice «gua» al referirse al «agua», intenta con corregir con preguntas como «¿Quieres agua?» o «Si, en el vaso hay agua».

Hacer gestos frente al espejo 

Al pararte frente a un espejo y hacer gestos que simbolicen alegría, tristeza, enojo, sorpresa y más, podrás enseñarle a tu bebé palabras acerca de objetos intangibles (como lo son las emociones) y con ello también podrá comenzar a relacionar el nombre de estas emociones con lo que siente día con día.

Dale nombre a todo lo que hay a su alrededor

La forma más fácil para adquirir vocabulario es mirar alrededor y comenzar a nombrar todo aquello que forma parte de la vida y del mundo de tu bebé, desde los utensilios de casa más básico y general (silla, cama, manta, juguete), hasta las cosas más especializadas dentro del hogar (como enseñarle que un lápiz no es lo mismo que un lapicero o una crayón). Nombrar cada objeto que rodea a tu bebé es importante, y puedes hacerlo sobre la marcha, ya que si tu bebé te pide que le alcances un juguete, le puedes decir algo como «Si, ahorita te paso tu peluche» o preguntarle «¿Quieres tu peluche o tu muñeco?», ya que le ayudará a diferenciar y saber que cada cosa tiene su nombre propio.

Recuerda que actividades como mirar programas educativos y leer libros ilustrados también entran en estas actividades, ya que podrás ir relacionando el nombre de los objetos que tal vez no tengas en casa con imágenes.

Con información de Abrazando su desarrollo 

You Might Also Like

Facebook

Entradas recientes