Servicios

Qué hacer cuándo tu bebé sufre de reflujo

noviembre 15, 2018

Una de las situaciones que se presentan cuando el bebé está en crecimiento es que pueda escupir un poco de leche cuando al terminar de amamantarlo y lo acomodas para sacarle el aire, algo que es normal y que al año puede que ya no le pase más.

Solo debes tener cuidado de esta situación en caso de que presente síntomas como vómito; su garganta irritada, problemas para respirar; que crezca poco o suba poco de peso, o que tenga cólicos y llore mucho, ya que eso puede significar que tiene reflujo.

El reflujo se da en bebés cuando su esfínter esofágico no cierra bien después de comer, por lo que el alimento termina por regresar y salir. A esto también se le conoce como reflujo gastroesofágico y para entenderlo los bebés experimentan un dolor similar al de un adulto cuando sufre de acidez.

Uno de los principales síntomas para darte cuenta que el bebé sufre de reflujo es que regurgite la leche a los pocos minutos de haberla tomado, también puedes estar pendiente de síntomas como:

Cólicos que provocan malestar y, a su vez, llantos, que duran más de tres horas al día; tos: poco aumento de peso o pérdida de peso; negación a la hora de comer; irritabilidad después de comer; arqueo de la espalda o tu bebé tira la cabeza hacia atrás durante o después de comer.

Debes saber que la mayoría de los bebés superan sin complicaciones el reflujo, por lo que aquí te dejamos algunos consejos que seguir. De cualquier forma debes llevarlo al pediatra, que le realizará los exámenes físicos y pruebas de laboratorio.

  • Dale menos alimento pero más tomas al día
  • Al amamantarlo procura que su cabeza quede un poco elevada
  • Sácale el aire antes de pasarlo al otro pecho o después de tomar 1 o 2 onzas en biberón
  • Después de que coma enderézalo a 90grados para que permanezca erguido por 20 o 30 minutos
  • Si le das leche de fórmula, pregunta al doctor por una antirreflujo
  • Compra biberones y tetinas anticólicos
  • Si ya come papillas, hazlas un poco más espesas para impedir que regresen al esófago
  • Sigue al pie de la letra los horarios de las medicinas para no alterar su digestión o el pH

You Might Also Like