Servicios

Vacunas, como administrarlas sin que sufran los niños

febrero 19, 2019

Una de las cosas que menos gustan tanto a niños como adultos de visitar al doctor es la posibilidad de recibir una inyección, el necesitar de una vacuna que a muchos provoca escalofríos de solo pensarlo.

Cabe señalar que las vacunas son necesarias administrarlas por la inyección debido a que contienen proteínas y azúcares complejos que se digieren rápidamente en el estómago, de manera que la única forma de lograr que tengan el mayor contacto con el sistema inmunitario es inyectarlas en la piel o el músculo.

Los pediatrías tienen cada vez más ingenio para aplicar las vacunas, con frecuencia es posible administrar varias vacunas en una sola inyección. El máximo número de inyecciones que reciben a la vez muchos niños durante las visitas de control es de 3.

Por el problema que puede ser la aplicación de vacunas a los niños, aquí te dejamos alguna técnicas para el control del dolor y la disminución del estrés:

Para los niños pequeños y aquellos en edad escolar, funcionan las técnicas de distracción, como es el hacer burbujas de jabón o juegos con las cremas o atomizadores anestésicos (para adormecer) que pueden ser muy eficaces para todas las inyecciones o procedimientos con agujas.

En cuanto a los agentes anestésicos, puedes utilizar:

– Un aerosol enfriador puede adormecer la piel justo antes de que se administren las inyecciones para que no haya sensación al entrar la aguja.

– Las cremas anestésicas tópicas pueden aplicarse desde antes para adormecer la piel previo a la inyección.

– Una plaza de plástico cubierta con pequeños puntos y una sensación vibrante para bloquear el dolor.

En el caso de los bebés que están siendo amamantados, la lactancia materna durante una vacuna puede aliviar su dolor. Si son un poco más grandes puedes usar un chupón, aunque en su mayoría logra calmarse con solo cargarlos y decirles con una voz calmada y firme que todo estará bien.

Recuerda que gracias al avance de la medicina diferentes enfermedades se pueden combatir y prevenir con las vacunas, por lo que las inyecciones pueden doler un rato, pero la protección que le brindan es alguno bueno para toda su vida.

 

You Might Also Like