Servicios

Cómo proteger al bebé de un brote de sarampión

marzo 12, 2019

El sarampión es una de las enfermedades más contagiosas y también una de las más peligrosas en caso de no existir la vacunación, ya que uno de cada tres niños menores de cinco años que sufren del contagio terminan en el hospital.

Por ello la vacunación es de relevancia, siendo la edad recomendada para la primera dosis de la vacuna contra el sarampión, las paperas y rubéola (vacuna MMR) de los 12 a 15 meses de edad.

Los menores que se aplican la primera dosis de esta vacuna antes de su primer cumpleaños deben aplicarse dos dosis más, una de los 12 a los 15 meses y otra más por lo menos 28 días después.

En caso de que el bebé sea muy pequeño para la vacuna, la mejor forma de protegerlo es manteniendo una buena higiene, así como aquellos que estén en contacto con el bebé, haciendo cosas simples como lavarse las manos con agua y jabón frotándose las manos por lo menos por 20 segundos.

Otras recomendaciones que puedes seguir es: Limitar exponer a su bebés, en especial a personas con síntomas de resfriado; Eliminar los gérmenes desinfectando con frecuencia los objetos y superficies; y Alimentar al bebé con leche materna, la cual cuenta con anticuerpos especiales que ayudan a combatir infecciones.

Respecto a las probabilidades de que el bebé tenga sarampión, muchas dependen del lugar dónde se vive y del porcentaje de personas en su comunidad que están vacunadas contra el sarampión. Tienen mayor riesgo aquellos bebés que son menores de 12 meses y que no han recibido la vacuna contra el sarampión, aquellos que asisten a la guardería, quienes tienen hermanos mayores y los que no son amamantados.

También, toma en cuenta que los niños que se encuentran contagiados de sarampión pueden llegar a tardar hasta cuatro días en mostrar algún síntoma, los cuales pueden ir desde fiebre, tos, goteo nasal, conjuntivitis, sarpullido que resulta molesto e infecciones del oído.

 

You Might Also Like